Antiestres: Combatir y prevenir el estres

Ejercicios anti estres


EJERCICIO CERO

Empezaremos por calmar el sistema nervioso, por bajar un poco las pulsaciones de tu corazón, en definitiva de tranquilizarnos.

Adopta una postura cómoda, como tú quieras. Sentado en una silla, sentado en el suelo, tumbado, etc. Inspira (toma aire) lentamente, aguanta unos segundos la respiración y después expira (suelta el aire) poco a poco. Realiza la respiración siempre por la nariz CON LOS OJOS CERRADOS. Repite durante 5´minutos. Existen muchas técnicas de entrenamiento que utilizan la respiración como parte fundamental de los ejercicios ( Método Pilates, Hatha Yoga, Tai-Chi, etc.) (p.e.: La respiración yogista completa comprende la respiración abdominal, mediana y superior ).


ejercicios anti estres


EJERCICIO 1 (VERSION BASICA)

Estiramiento la zona baja de la espalda, zona lumbar.

Túmbate boca-arriba. Utiliza una toalla o almohada pequeña para evitar molestias en las cervicales. Flexiona las piernas y apoya los pies en el suelo. Pon los brazos en cruz. Descansa unos segundos, después deja caer las rodillas hacia un lado cualquiera. Intenta mantener los hombros en contacto con el suelo. Mantén la posición durante 30 segundos. Cambia de lado.

EJERCICIO 1 (VERSION INTERMEDIA)

Esta vez cruzamos una pierna sobre otra y dejamos caer las dos hacía el lado de la pierna que tenemos encima. Ahora gracias a la pierna que se apoya, podemos forzar un poco más el estiramiento.

EJERCICIO 2

Seguimos con la zona lumbar.

Tumbados boca arriba, abrazamos una rodilla con las dos manos y la acercamos al pecho poco a poco. La otra pierna está flexionada con el pie en el suelo. Aguantamos la posición 30 segundos. Cambiamos de pierna. También se puede realizar el ejercicio abrazando las dos rodillas simultáneamente.

EJERCICIO 3

Estiramientos de la zona alta de la espalda, zona dorsal.

Este ejercicio lo realizaremos de pie. Asimos las dos manos cualquier barra o lugar firme, un poco por debajo de la altura del pecho. Separamos nuestros pies de la pared o barra entre medio metro y un metro (según nuestra altura). Flexionamos las piernas y nos dejamos caer hacia atrás con la espalda completamente redonda. Esta maniobra la realizaremos con suavidad. Si subimos o bajamos la posición del cuerpo variaremos la zona de estiramiento.

EJERCICIO 4

Cervicales

En posición ergida, de pie o sentada, dejamos caer la cabeza lentamente hacia delante. Mantenemos la posición unos 30 segundos. En el caso de las cervicales es especialmente importante no forzar el estiramiento. Resulta mucho más efectivo dejar caer la cabeza y relajarse, que empujar con una mano.

Realizaremos también estiramientos de lado. Evitaremos la extensión (mover hacia atrás la cabeza).

Por: Por Adolfo Benítez